Control de humedades
Control de humedades
Control de humedades
Control de humedades
Control de humedades
Solicita tu presupuesto GRATIS

Nos pondremos en contacto contigo para ofrecerte la solución a tus humedades.


Infórmate sin compromiso

¿Cómo saber si es humedad o condensación? Vivo en Galicia

Si vives en Galicia, seguramente te interesa saber distinguir entre humedad y condensación, porque no siempre está claro. Sin embargo, ambas cosas suponen un problema, porque no dejan de ser humedades que pueden provocar desperfectos en tu casa y problemas para tu salud. Vamos a intentar ayudarte a distinguirlas, aunque siempre nos puedes llamar al 900 813 913 para consultar de forma gratuita.

Alguna humedad es causada por la condensación. Esto puede conducir a un crecimiento de moho que aparece como una nube de pequeños puntos negros. Sin embargo, existen otras vías para la aparición de humedad en una casa, por eso es interesante saber distinguirlas. No todas se tratan de la misma manera, aunque todas deben ser solucionadas a la mayor brevedad.

Cómo saber qué tipo de humedad tengo en Galicia

Existen principalmente 3 tipos de humedades: por capilaridad, por filtración y por condensación. Se diferencian en su origen y en su forma de entrada en tu casa.

¿Cómo saber qué tipo de humedad tengo?

La humedad por capilaridad es la que se eleva a través de los pequeños poros dentro de las paredes a nivel del suelo. Este tipo de humedad se arrastra por la pared a través de una fuerza conocida como acción capilar. La mejor manera de entender cómo funciona es imaginar una esponja sobre una superficie húmeda y ver cómo el agua se arrastra por la esponja. Aunque una pared parezca muy sólido, lo habitual es que está llena de vacíos en su interior.

El otro tipo de humedad que no es por condensación, se conoce como de filtración. Aparece principalmente en los techos del primer piso y en la cara interna de las paredes externas. Suele proceder de la lluvia (muy habitual en Galicia), pero también se puede abrir paso en el edificio a través de las fugas de las tuberías internas, de canalones, de baldosas rotas, de juntas defectuosas, etc.

Por último, tenemos la humedad por condensación. Esta ocurre de forma natural por el resultado de las acciones que se hacen en una casa diariamente. Cuando una cafetera bombea humedad, cuando un grifo de agua caliente está abierto durante varios minutos, cuanto trabaja la secadora, etc. La falta de aislamiento, el acristalamiento simple, la ausencia de extractores y la ventilación de fondo contribuyen a la condensación. Se puede reducir con medidas pensadas para airear bien la casa, pero en la mayoría de los casos será necesario contar con equipos que eviten la acumulación de condensación.

Los comentarios están desactivados

x
Solicitar presupuesto GRATIS

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para valorar tu problema sin ningún compromiso


¡Te llamamos!
x
Te llamamos

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible